La mudanza

Hoy será la última noche que pasemos acá, mañana, si todo sale como esperado, dormimos en Heathfield. Por fin nos vamos a mudar, me gusta Dawlish Warren con tanto campo, playa y ovejas pero está muy alejado del trabajo de marido, del mío y de los parientes y amigos que frecuentamos, lo que conlleva que si vamos a ver a mi cuñado, nos toma una hora de viaje. Así estamos muy contentos de decirle adiós a la distancia, los turistas y la gente muy vieja que conduce (y no debería).
Por otro lado, mudarse es un dolor de cabeza… la casa luce asi….

Por suerte adonde vamos a vivir es más grande y con un lindo garage que va a servir de depósito.
En cuanto a nuestra divina hija peluda, Olesia, no sabemos cómo ella va a tomar la mudanza… no podemos hacer el típico ‘mojarle las patitas con aceite’, porque la mayor parte de la casa (como el 95% de las propiedades en Inglaterra) tiene alfombra. Será, entonces, tener que confiar en que a la gata le guste el lugar o se quede por amor a los que la alimentan y bañan.
Anuncios

Un comentario en “La mudanza

  1. La mudanza nos trae viejos y emocionantes recuerdos de nuestros cambios de casas que fueron varios por cierto. Recuerda que siempre se deja algo olvidado, (esperamos que en tu caso no sea Olesia). Mucha suerte en la nueva casa. Dicen que siempre hay que dejar la escoba vieja en la casa que dejas. Y en la nueva, entrar ambos con el pie derecho. Muchos besos.
    Isabel y Sergio

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s