Tras las fiestas

Espero que hayan pasado una muy linda Navidad! Por acá estuvimos tranquilos, como festejamos al estilo inglés, no hicimos nada especial el 24, cuando nos despertamos el 25 Logan abrió uno de sus stockings (una media grande vacía que se cuelga y se deja para que Santa lo llene con regalos chicos como chocolates, juguetes, caramelos) que colgamos uno en su dormitorio y cuando bajo abrió el otro stocking que colgaba de la chimenea (aprovechamos que en esta casa tenemos chimenea) y después paso la mañana abriendo regalos.
Marido quería si o si comer pavo con verduras…. Un dolor para mí que no me gusta ni lo ni lo otro…. En fin, lo deje hacerlo porque es el quien cocina y soporte el olor (desagradable para mí) del pavo…
Al final termine comiendo las verduras, las ahogue en gravy  (una salsa hecha de jugos de carne y verduras) y al pavo lo marine con salsa de arándanos y ni así lo pude terminar. Pero bueno, marido se dio el gusto.

Por suerte para año nuevo comimos comida india y los currys, son tan ricos!

Aunque ayer la pesadilla volvió, marido me dijo “voy a cocinar el resto del pavo para sacarle lo que queda de la carne” (no sé qué carne le saco porque el pavo se veía bastante escuálido) para esto lo cocino en una olla. Y ahí así… volvió el olor que es  (para mí es como si mezclaras unas diez gallinas mojadas con 1 perro mojado todos en un sauna) tan fuerte me da nauseas… así que ya puse una prohibición… no se cocina más pavo en esta casa!

Anuncios